Tipos de chuletas para exámenes

Escrito por PinganilloTop.es : Publicado en diciembre 2, 2014 : Sin comentarios

Los malos estudiantes hemos tenido que desarrollar técnicas para aprobar que no se basaran en el estudio y en la memorización. Y tras mucho tiempo copiando, hemos aprendido todos los trucos para crear chuletas sin que los profesores se den cuenta de lo que estamos haciendo. Así, hemos desarrollado casi una enciclopedia con los diferentes tipos de chuletas para exámenes. De este modo, podemos elegir el tipo de chuleta que mejor funciona en cada examen.

El arte de elegir los mejores tipos de chuletas para exámenes

                Aquí te dejo algunos ejemplos de chuletas y en qué situaciones utilizarlas:

  • La chuleta de matemáticas: Solo utilizable en exámenes de matemáticas, ya que se basa en apuntar todo lo necesario en la parte interna de la carcasa de la calculadora científica. Es prácticamente indetectable, ya que, cuando el profesor se acerca, solo tienes que encajar la calculadora en la carcasa con disimulo.
  • La chuleta descarada: Esta chuleta funciona mejor mientras más cerca del profesor se está, porque se basa en situar la chuleta en tu regazo. Por esta razón, si desde donde está el profesor no puede ver tus piernas, no puede ver la chuleta. Cuando estamos en la parte final de la clase, esta chuleta es más detectable. Lo mejor es que no importa el tamaño. ¡Puedes estar con la mitad de un DIN A-4 copiando sin problemas!
  • La chuleta kleenex: Esta funciona bien en casi cualquier situación. Antes del examen, escribes todo lo que necesites en un kleenex y lo colocas en el paquete. Cuando estés en el examen, lo sacas con disimulo, lo guardas en el estuche, y copias. Cuando termines (o si parece que van a pillarte), haces como que te suenas los mocos, ¡y listo!
  • La chuleta inaccesible: Esta chuleta se basa en que, aunque te pillen, el profesor no te pedirá que se la enseñes, y, por lo tanto, no puede retirarte el examen (aunque mejor que no te pille). Se basa en pegar la chuleta en el borde interior de los calzoncillos o de las bragas, e ir abriendo y mirando según haga falta. Apenas se nota, y, si se nota, ¡el profesor no puede mirarte!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *