¿Qué son los inhibidores de frecuencia?

inhibidores de frecuencia

Un inhibidor de frecuencia es el nombre que reciben este tipo de aparatos que se emplean para neutralizar o inhibir señales u ondas. El ejemplo más empleado para explicar cómo funcionan este tipo de aparatos es el de las comisarías de Policía. ¿Has probado a acercarte a una comisaría de Policía y aparcar tu coche al lado? Es muy probable que cuando quieras cerrar o abrir el coche con el mando a distancia no puedas. No, no se ha roto tu mando, se debe a que las comisarías están autorizadas legalmente a usar inhibidores de frecuencia, y este tipo de inhibidores pueden neutralizar todo tipo de señales.

La gran pregunta que muchos estudiantes que emplean pinganillos se hacen es… ¿Habrá inhibidores de frecuencia en un colegio, universidad o sala? A esta pregunta debería responderse con otra: ¿Entendemos cómo funcionan los inhibidores de frecuencia? Su uso y activación en un colegio, por ejemplo, implica varios factores que muchos no tienen en cuenta. Además, el modo más sencillo de saber si hay inhibidores en cualquier lugar es acercarse y comprobar si cerca del sitio tienes cobertura móvil. ¡Ni más ni menos!

 

¿Qué tipos de inhibidores existen?

Existen varios modelos de inhibidores de frecuencia, y cada tipo tiene funciones y precios distintos. Un inhibidor puede neutralizar señales de:

Si visitas una tienda especializada en inhibidores de frecuencia podrás comprobar aclaran que estos aparatos no están al alcance de cualquiera, ni tampoco de cualquier bolsillo. Los compradores suelen ser cuerpos de seguridad y organismos oficiales como bibliotecas públicas, iglesias o cines, pero siempre organizaciones oficiales que tienen los permisos adecuados para usar este tipo de aparatos.

Los inhibidores de señal móvil (los que te quitan la cobertura) requieren una autorización especial que solo se expide a cuerpos de policía o entidades muy específicas. Precisamente esta autorización legal obliga a las universidades a pasar por el juzgado para poder instalar inhibidores de frecuencia en sus aulas.

 

¿Qué universidades usan inhibidores de frecuencia?

Por ejemplo en Oviedo se instalaron inhibidores de frecuencia en 2011, pero recientemente el Gobierno Central (exactamente el Ministerio de Industria) ordenó que dichos inhibidores de frecuencia se desinstalasen por motivos de seguridad y por posibles trastornos de comunicación que podrían ocasionarse en edificios próximos. Dicho aviso fue acompañado de fuertes sanciones en caso de que siguiesen empleando este tipo de dispositivos.

Exactamente lo mismo ha sucedido con la Universitat de Valencia, cuyo permiso que solicitó para emplear inhibidores de frecuencia ha sido suspendido por motivos de seguridad.

Dicho proceso se viene repitiendo en otras universidades como la de Zaragoza o Sevilla. El uso de este tipo de inhibidores en las aulas es ilegal, y las universidades no pueden tomarse la justicia por su mano. Las sanciones son suculentas y los riesgos son altos. La policía requisa anualmente más de 500 dispositivos ilegales de inhibición en locales y a particulares.

inhibidor frecuencia policia

Ahora bien, ¿por qué no permiten emplear inhibidores de frecuencia en las aulas de universidades?

Pongamos un ejemplo. Si una persona tiene un infarto durante un examen en el que se están utilizando inhibidores de frecuencia, las personas que estén cerca actuarán de inmediato llamando al 112, pero no será posible establecer comunicación porque el aula estará inhibida para evitar que los que emplean pinganillos copien. El tiempo perdido por esto puede costarle la vida a la persona que está sufriendo el infarto, y también una multa multimillonaria a la universidad, y este delicado motivo es el que justifica que el Gobierno Central no dé este tipo de autorizaciones a organizaciones educacionales.

 

¿Con un inhibidor no se puede copiar con pinganillo?

Éste es otro mito que se ha extendido. Si de por sí es difícil que un aula de colegio o Universidad lleve un inhibidor de frecuencia (cuyo precio puede superar los 3.000 euros si se desea un inhibidor que pueda neutralizar un aula entera), hay que tener en cuenta que los inhibidores no inhiben todo tipo de señales, y muchas veces estos dispositivos no van a poder evitar que los estudiantes copien con pinganillos.

Si el inhibidor es de llamada, 3G por ejemplo, un teléfono móvil conectado puede seguir funcionando si emplea línea 4G u otra línea alternativa de señal. Del mismo modo si el inhibidor es de llamadas y no hay cobertura en la sala, se puede emplear un pinganillo conectado a un mp3 que reproduzca el temario de un examen, y funcionará perfectamente ya que no se realiza llamada de por medio.